martes, 28 de octubre de 2008

De las sociedades depredadorasa las agrícolas.Los primeros estados

El concepto cultura es un término amplio y es frecuentemente utilizado para denominar a todas las manifestaciones materiales y espirituales que cualquier agrupación de personas posee como características propias. Por el contrario, el concepto civilización es usado para referirse únicamente a las poblaciones que alcanzaron un determinado nivel de desarrollo cultural.

Primeras civilizaciones

Los primeros pueblos que poseyeron estas características en la historia de la Humanidad fueron las civilizaciones de Mesopotamia, Egipto, India y China.

La primera civilización que desarrolló un sistema urbano y un sistema de escritura fue la de Sumer, que se ubicaba en la zona que antiguamente se conocía como Mesopotamia y en la actualidad ocupa Irak. Las primeras ciudades sumerias, como Ur o Uruk datan del año 3.500 antes de Cristo. Posteriormente, hacia el año 3.200 a. de C. aparecieron aglomeraciones urbanas en el actual territorio de Egipto, en las riberas del río Nilo. Hacia el año 2.500 a. de C. se han detectado sistemas urbanos en el valle del río Indo en el subcontinente indio, y en China se registran indicios de civilización en el año 1.800 a. de C. No obstante, la distancia entre cada una de las civilizaciones que acabamos de enunciar, y al escaso contacto entre ellas (Mesopotamia con Egipto, India con China), compartieron varias características:



  • Estas cuatro civilizaciones se establecieron en las riberas de grandes ríos y se desarrollaron en extensos valles fluviales, por tanto la base de sus economías fueron la agricultura y la ganadería.
  • Todas estas civilizaciones tuvieron importantes centros urbanos, que en casos como Mesopotamia y Egipto funcionaron como grandes complejos políticos, comerciales y religiosos.
  • Mesopotamia, Egipto, India y China desarrollaron sociedades jerarquizadas y estratificadas en estamentos clasificados de acuerdo a su especialización. En estas sociedades no existía la movilidad social, puesto que practicaban un estricto respeto por las tradiciones y la herencia.
  • Estas cuatro civilizaciones son reconocidas por poseer enormes monumentos arquitectónicos, los que están principalmente asociados al poder político y a las manifestaciones espirituales y religiosas, como por ejemplo la construcción de necrópolis o cementerios.
  • Todas estas civilizaciones lograron grandes avances en el aspecto científico, especialmente en el campo de la astronomía, las matemáticas y la medicina. Estos avances fueron aplicados a la construcción de sus grandes monumentos y en obras de uso público.
  • Estas cuatro civilizaciones fueron marcadamente esclavistas y generalmente la construcción de sus obras arquitectónicas y de ingeniería se realizaron con mano de obra esclavizada, la que obtenían como botín de sus guerras de conquista sobre pueblos menos desarrollados.
  • Mesopotamia, Egipto, India y China son llamadas civilizaciones hidráulicas ya que construyeron sistemas de regadío, debido a la dependencia que tenían de los ríos para desarrollar sus actividades agrícolas y para asegurar su subsistencia.

CONTENIDOS:

1. MESOPOTAMIA:

La civilización mesopotámica se desarrolló en el valle formado por los ríos Tigris y Éufrates, y comprendió los territorios ubicados entre la meseta de Irán y los desiertos de Siria y Arabia, en el Cercano Oriente.


Las primeras ciudades

Uno de los acontecimientos más importantes en la historia de la humanidad -la aparición de las primeras ciudades- tuvo lugar en el sur de la Mesopotamia en el cuarto milenio a.C. Las primeras ciudades fueron la culminación de incrementos, en la población y en la producción agrícola. Que se habían producido desde la adopción de la agricultura como forma de vida, en oposición de la cacería. Sus numerosos vestigios dominan hoy el paisaje sur de Irak. A pesar de que estos asentamientos no reunían gran cantidad de habitantes, sí introdujeron cambios radicales en la sociedad, la religión, la política y la vida intelectual.

Las planicies fértiles y los valles regados por el Tigris y Éurantes -la Media Luna Fértil- constituían en la Antigüedad la región con el mayor potencial agrícola junto con los del Indo y los del Nilo. Los primeras comunidades agrícolas del mundo se desarrollaron ahí. Sin embargo, era una tierra que mantenía un delicado y frágil equilibrio, necesitando una defensa constante, tanto de la naturaleza como de los hambrientos predadores humanos del desierto por el oeste y de las montañas al norte y al este. A diferencia de las crecidas regulares y benévolas del Nilo, el flujo de estos ríos gemelos al subir por los montes de Tauro al este era irregular e impredecible, con lo cual se producían casi condiciones de sequía un año, y al otro violentas y destructivas inundaciones. Para mantener algún tipo de control, se necesitaban diques, canales y una organización más compleja. Fue enfrentando estos desafíos como evolucionaron muchos de los logros más significativos de los inicios de la civilización.


La base la economía en Mesopotamia era la agricultura, y en segundo lugar el comercio.

La cebada, el trigo, las legumbres, los olivos, las palmeras y la vid constituían los elementos principales de la dieta de los babilonios.

La generosa tierra que fertilizada con limo permitía a los babilonios acopiar excedentes de sus cosechas y la posibilidad de disfrutar de abundante lana debido al pastoreo. La abundancia de productos ganaderos y agrícolas hizo que los babilonios desarrollaran un activo comercio con otras regiones, intercambio mediante el cual conseguían productos que escaseaban en Mesopotamia, como metales y maderas.

La vitalidad de la actividad comercial era facilitada por la construcción de obras civiles como diques, presas, canales de regadío, todos los cuales eran llevados a cabo con mano de obra esclavizada.



Arquitectura y escultura

El arte de Mesopotamia incluye grandes creaciones arquitectónicas y escultóricas. En la arquitectura, el ladrillo tuvo gran importancia como material de construcción, éste sustituyó a la piedra, permitiendo la edificación de grandes construcciones, así como la invención de nuevos e importantes elementos arquitectónicos como el arco, la bóveda, la cúpula y las columnas.

Los palacios-templos de Uruk, Ur, Larsa, son ejemplos de ciudades sumerias. Los templos de Babilonia fueron más grandes y ricos. Los palacios asirios tuvieron a su vez lujo y proporciones considerables.

En la escultura tenemos como ejemplo las estatuas de personajes sumerios; la estela de Hammurabi y la estatua de Gudea. Se cultivó mucho el bajorrelieve, con un naturalismo y movimiento desconocidos hasta entonces.


Pensamiento científico

Los mesopotámicos fueron grandes legisladores, astrónomos y matemáticos. Las preocupaciones jurídicas de los sumerios se plasmaron en las leyes de Urukagina. Los caldeos nos dejaron el código de Hammurabi. Los asirios, en la época de Sargónida, completaron con nuevas leyes las disposiciones anteriores.

El hombre mesopotámico tuvo gran interés por la astronomía. Elaboraron así un calendario de suma precisión: las matemáticas alcanzaron entre ellos considerable desarrollo.



Religión

La gran aportación persa en el ámbito del pensamiento la constituye la religión mazdeísta, que era dualista. Esta religión fue practicada por Zaratustra, profeta que, según la tradición persa, vivió hacia el siglo Vi a. C. La esencia del mazdeísmo la constituye la lucha entre el bien y el mal. Creían en dioses antagónicos: Ormuz, dios del bien, y Ahrimán, dios del mal. Esta lucha se lleva a cabo constantemente entre todos los seres de la naturaleza. El hombre, por tanto, participa de ella y, según sean sus acciones, así será su premio o castigo en el más allá.

El culto se hacía en altares al aire libre, donde ardía el fuego purificador. Fue en época de Darío I, cuando los magos recogieron las enseñanzas del profeta Zaratustra en el Zend Avesta, su libro sagrado.

Para los persas, la muerte era obra del mal; por eso los cadáveres se consideraban impuros y no se les podía destruir por la tierra, el agua o el fuego (elementos buenos). Flor eso se colocaban en lo alto de las llamadas torres del silencio para que fueran devorados por las aves de rapiña.


II Civilización egipcia:

La civilización del antiguo Egipto se desarrolló en el valle ubicado en las orillas del río Nilo, en la parte noreste del continente africano.

El Nilo:


El Nilo nace en los lagos ecuatoriales de Africa y en las alturas de Etiopía y discurre hacia el Norte por una gran hendidura del terreno. A unos 1.200 km del mar se precipita de última de sus seis cataratas; y desde allí, la corriente fangosa y amarillenta se desliza lentamente , sin obstáculos, por el centro de un estrecho valle , hasta llegar al delta, donde se divide en 2 brazos. El Valle y el Delta (Alto y Bajo Egipto) .
En los márgenes del río, la tierra aluvial o tierra negra (kemé) es generadora de vida; a pocos km del curso del Nilo, las arenas rojoamarillentas del desiereto hacen reinar el silencio y la soledad. El "pais negro" , el fértil, apenas forma una banda de 10 a 15 km de anchura por más de 1000 km de longitud; todo lo demas, a excepción del delta de 170km de longitud, por 250km de anchura por su punto máximo, constituye un desierto , es un" sahara".
El Nilo no sólo es un río, ni tan siquiera un marco geográfico o un sistema ecológico, es, según un himno del año 2000, el padre de la vida, el dios secreto surgido de las tinieblas secretas (las fuentes del Nilo, a más de 6500 km de su desembocadura , no fueron descubiertas hasta mediados del XIX), el dios que inunda los campos, que apaga la sed de los rebaños, el que abreva la tierra, el que hace crecer los granos, el que dispensa los manjares exquisitos. La crecida estival del Nilo (en junio el río empieza a aumentar paulatinamente su caudal; en julio las aguas se vuelven cenagosas, y en agosto las aguas desbordadas anegan las llanuras colindantes) hace que el trigo fluya regularmente a los graneros, que todo renazca, que todo reciba alimento, que la tierra se estremezca de alegría.
Las aguas del Nilo dividen el Egipto faraónico en este y oeste, en norte y en sur, si bien es cierto que las orillas del río apenas suponen contraste; a ambos lados crecen los juntos y los matorrales; en el desierto, la palmera datilera y el sicómoro se acomodan a la escasez o a la falta de absoluta de agua; en la maleza acuática de ambas orillas reptan los cocodrilos y huelgan las aves; cuando se habla de los dos Egiptos, la divisoria no es, pues, este-oeste, sino que se alude a un Egipto del Norte y un Egipto del sur. Al norte, el Bajo Egipto(según el sentido de la corriente) se corresponda aproximadamente con el delta; es el Egipto triangular, donde crece el papiro. Al Sur, el Alto Egipto, el Egipto longitudinal, en el que arraiga la flor de loto.


Etapas egipcias:


En la historia egipcia fueron frecuentes los períodos de guerra, las etapas de anarquia y revueltas, las invasiones de pueblos vecinos y las campañas imperialists de Egipto. El gobierno fue ejercido por sucesivas dinastías, que diereon lugar a varios períodos importantes:


* Durante la época predinástica se unificaron los diferentes principados bajo el mandato del legendario faraón Menes.


* Durante el Imperio Antiguo, Egipto llevó a cabo victoriosas campañas militares contra los nubios y los libios y se inició un fructífero comercio marítimo. El faraón Zoser, de la tercera dinastía, construyó la pirámide escalonada de Sakkara, y los faraones Keops, Kefrén y Micerino construyeron las colosales pirámides de Gizeh.


* El Imperio Medio se inició tras el triunfo de los príncipes de Tebas, que lograron unificar de nuevo Egipto. El máximo auge de este período correspondió al gobierno de la dinastía XII, durante el cual se realizaron victoriosas campañas en Nubia y Siria. También se produjo una mejora de la situación del pueblo egipcio. Durante la dinastía XIV se produjo la invasión de los hicsos, procedentes de Siria y Palestina, que acabaron con el Imperio e introdujeron en Egipto el caballo y el carro de combate.

* El Imperio Nuevo se inició con la dinastía XVIII. Los tebanos expulsaron a los hicsos e iniciaron la reconstrucción del Imperio. Este período fue el más floreciente en la historia de Egipto. Algunos de los faraones más importantes fueron: Tutmosis III, que extendiólas fronteras hasta el río Eufrates; Amenofis IV (Akhenatón), que llevó a cabo una importante revolución religiosa al adoptar el culto a Atón (el disco solar) como único Dios; y Ramsés II, que logró frenar a los hititas y construyó magníficos edificios.


* El último período dinástico fue el de la definitiva decadencia de Egipto. Hacia el año 663 a. de J.C., Egipto fue dominado por los asirios. Más tarde, Persia incorporó Egipto a su Imperio y en el siglo IV a. de J.C. Egipto fue conquistado por Alejandro Magno.

MARCO GEOGRÁFICO:


Organización política y social:

La organización sociopolítica del pueblo egipcio obedeció a la relación primaria que, desde un principio, se estableció entre la dimensión religiosa y el aspecto económico de la subsistencia básica: nos referimos a la divinización del Nilo como fuente primordial de sustento. Este esquema mental prefigura como una forma de mando en la que es un solo individuo el que reúne en sí los poderes político, judicial y administrativo, así como la autoridad religiosa. De aquí que fuera el faraón ("Gran Casa" quien ocupara el puesto supremo en el gobierno, en la escala social, en la jerarquía sacerdotal y que, además, fuera venerado como una divinidad, siendo este último aspecto de gran relevancia. A esta forma de gobierno, cuyo fundamento es la religión, se le conoce con el nombre de teocracia. Eje de todas las actividades y revestido de poder absoluto, el faraón y su familia se destacaban claramente respecto de los demás hombres. La rígida división de clases egipcia obedecía, también, a la necesidad de organizar y controlar, hasta en sus más mínimos detalles, la vida de los súbditos de un imperio tan vasto. Por debajo del faraón y la familia real, la influyente clase sacerdotal desempeñó un papel decisivo en los acontecimientos que constituyen la historia de Egipto. En el siguiente peldaño social hallamos la clase de los funcionarios o cuerpo administrativo, integrada por nobles que contaban con amplios privilegios e influían, como los sacerdotes, poderosamente en el faraón. Dentro de este sector, los escribas se señalaban como figuras claves del imperio, ya que en sus manos -provistas con cálamos para escribir, tintas y papiros- estaba la tarea de consignar por escrito leyes y edictos imperiales, informes administrativos, actividades comerciales y textos sagrados.
Venía en seguida la clase de los soldados profesionales, en tanto que comerciantes y artesanos constituían el quinto estrato de la jerarquía social egipcia. Los comerciantes, sobre todo, se destacaban como elementos de valor inapreciable dentro de un imperio rico y próspero, ya que mediante sus actividades de importación y exportación de mercancías eran quienes, en gran parte contribuían a mantener la supremacía egipcia. Los campesinos formaban la sexta clase social, y es fácil reconocer su importancia teniendo presente que Egipto era un país fundamentalmente agrícola. Por debajo del campesino se encontraban los esclavos. Éstos carecían de derechos y tenían a su cargo las labores más pesadas.





LA CULTURA Y EL ARTE EGIPCIO:

El arte egipcio esta dirigido principalmente por los deseos de los distintos faraones, ya que todos buscaban construir edificaciones que perduraran a lo largo del tiempo y pasaran a la posteridad.
Esta es la principal razón por la utilizaban piedras para sus construcciones.
Los edificios más significativos fueron los templos, donde se honraba a los dioses y las tumbas, donde se guardaba la memoria de los difuntos. Los templos son construidos por los faraones para sus eternos padres. Existen varios tipos pero siempre se elige como característico el templo de Konsu en Karnak.


Cultura Egipcia: Templo de Egipto. Los arquitectos egipcios no utilizan la bóveda por lo que se trata de una arquitectura dintelada, creando una característica sensación de estabilidad.
Sus muros eran extraordinariamente anchos y acababan en un talud, disminuyendo su anchura a medida que se elevaban.
Estos edificios están ampliamente decorados bien con elementos vegetales o animales, o bien con jeroglíficos, escenas históricas, etc. La mayoría de estas decoraciones se realizaban en relieve, siendo una de las principales fuentes para el conocimiento de la historia de Egipto.
Antes de acceder al templo, nos encontramos con una larga avenida flanqueada por estatuas de animales divinos, habitualmente esfinges o carneros de Amón.


Respecto a la escultura egipcia, nos encontramos con una dualidad muy significativa: las estatuas que representan a los dioses y los faraones son tremendamente estáticas, mostrando una absoluta rigidez, lo que se ha venido llamando la ley de la frontalidad. Los brazos están pegados al cuerpo y una de las piernas avanza sin abandonar la rigidez.
Por otro lado, las estatuas de personajes secundarios como los escribas, los funcionarios o los animales están realizados con un naturalismo digno de destacar. Estas estatuas se mueven, creando la sensación de viveza y espontaneidad.
Una de las preferencias del escultor es el relieve, utilizando el bajorrelieve e incluso el hueco relieve. Eluden la perspectiva y representan a la figura de perfil. Las piernas se muestran de perfil, mientras que el torso aparece de frente. En la cara ocurre parecido, el rostro de perfil aunque el ojo se ve de frente.


Los faraones y los dioses son mayores que las demás personas, mostrando una ley de la jerarquía.
Las escenas se suelen desarrollar en filas paralelas aunque a veces se muestran diversos escenarios de manera simultánea. La temática de estos relieves está normalmente relacionada con la vida de ultratumba o con imágenes relacionadas con el difunto, por lo que gracias a estas escenas se puede conocer con mayor facilidad el Egipto antiguo.

La pintura está muy relacionada con el relieve ya que mantiene la ausencia de perspectiva, la representación de la figura y la ubicación de los escenarios. Utilizan colores planos y tienen carácter decorativo.
Pintura Egipcia



III EL IMPERIO PERSA:


es un útil curso del área de Arquitectura que ha sido consultado en 2223 ocasiones. En caso de estar funcionando incorrectamente, por favor reporta el problema para proceder a solucionarlo.

El Imperio Persa


En el siglo XII a. C, este pueblo de lengua aria, procedente de Asia Central, se estableció en la meseta de Irán, (actualmente Irán y Afganistán), entre el mar Caspio y el golfo Pérsico, estableciendo su capital en Susa, junto a los medos, pueblo que los dominó.
Esta situación perduró hasta mediados del siglo VI […]

LA CIVILIZACIÓN PERSA Y EL IMPERIO:


El Imperio Persa hacía ya muchos siglos que existía al iniciarse la Edad Media. Tras la conquista de Alejandro en el siglo IV a.C. y el subsiguiente desmoronamiento de su imperio en siglos posteriores, el Imperio Persa se había reunificado. Los persas llevaban luchando contra los romanos desde el siglo III d.C.

El Imperio Persa se extendía desde Mesopotamia a la India y desde el Mar Caspio hasta el Golfo Pérsico, lo que abarca los actuales estados de Irak, Irán y Afganistán. Lucharon contra los romanos y más tarde contra los bizantinos por el control de los territorios de las actuales Siria, Turquía, Palestina, Israel, Egipto y Arabia. La capital del Imperio Persa era Ctsesiphon, actualmente Bagdad.

Los romanos hicieron diversos intentos por subyugar a los persas durante los siglos III y IV, y finalmente firmaron un tratado de paz en el año 364 por el cual los persas consolidaban su hegemonía en el este y en el norte. Los persas comenzaron sus ataques contra el imperio bizantino en Siria, Palestina, Egipto y la actual Turquía. La guerra entre las dos potencias sufría continuos avances y retrocesos. Los persas sitiaron Bizancio sin éxito en el año 626. Un año después, los bizantinos invadieron Persia. Finalmente, y ya exhaustos, firmaron la paz en el año 628.

Los persas no estaban preparados para los furibundos ataques islámicos del siglo VII. La dinastía Sasánida de Persia pereció en la lucha en el 636. La capital persa no tenía defensas comparables a las de Constantinopla. En el 651, toda Persia estaba en manos de los musulmanes.


IV .-DIAPOSITIVAS:

BUSCA IMÁGENES I INFORMACIÓN:

- MAPA DE ORIENTE PROXIMO ANTIGUO:



El mapa del "Nuevo Oriente Próximo"

Desde mediados de 2006 un relativamente desconocido mapa de Oriente Próximo, de Afganistán en manos de la OTAN y de Pakistán circula en los medios estratégicos, gubernamentales, de la OTAN, de la política y de los círculos militares. Se hizo público casualmente, quizá para tratar de establecer un consenso o para preparar lentamente a la opinión pública para los posibles, y quizá incluso catastróficos, cambios en Oriente Próximo. Es el mapa de un Oriente Próximo retrazado y reestructurado, asimilado al " Nuevo Oriente Próximo. "


TABLILLA DE ORO CON ESCRITURA CUNEIFORME:


La escritura cuneiforme está aceptada comúnmente como la forma más temprana conocida de expresión escrita de la que se han encontrado restos arqueológicos (el equipo de Günther Dreyer, del Instituto de Arqueología Alemán halló en 1997, en Umm el-Qaab, Abidos, un conjunto de 300 vasijas y tablillas de arcilla datadas mediante carbono-14 de 3300 a 3200 a. C. Posiblemente, los más antiguos documentos de escritura conocidos). Creada por los sumerios a finales del cuarto milenio a. C. Esta escritura surgió como un sistema de pictogramas. Con el tiempo, las representaciones pictóricas se simplificaron y se hicieron más abstractas, dando lugar a lo que se conoce como escritura cuneiforme.


-Tablilla de oro con escritura cuneiforme.




-Puerta de Ishtar.

























Leona herida




mapa del egipto faraónico: